PERROS EN OTOÑO: 5 CONSEJOS DE SALUD

PERROS EN OTOÑO: 5 CONSEJOS DE SALUD

1. Empieza la muda del pelaje… ¡cepíllale!

Los perros en otoño cambian el pelo más fino del verano por una pelusa más densa que les ayudará a protegerse del inminente frío. Dependiendo de la raza puede que necesites cepillar a tu perro unas dos veces por semana, o incluso a diario.

Si no dedicamos tiempo a ello o acudimos a un profesional, los nudos de pelo viejo no dejarán salir al nuevo, su melena acabará por no poder airearse, y aparecerán los picores y la caspa. ¡Tu perrete podría acabar con un grave problema de piel!

2. Vigila su alimentación

Una correcta alimentación de los perros en otoño es fundamental. Tu peludo necesita mantener su energía, así que deberás fijarte en que su pienso le aporte nutrientes que fortalezcan su salud. Por ejemplo, los ácidos grasos omega 3 le ayudarán a tener un pelo más fuerte y brillante que le hará de barrera frente al frío, y una piel más sana.

3. Evita el sobrepeso con sesiones de ejercicio

Más frío, menos horas de sol… al igual que a nosotros, es normal que a los perros en otoño les apetezca hacer menos cosas, entrar en modo hibernación y dedicarse solo a echar largas siestas. Pero si tu perrete sigue comiendo lo mismo o más y hace menos ejercicio, no tardará mucho en empezar a engordar.

Los peludos en versión croquetilla son también monísimos, pero ganar unos kilos no es bueno para ellos. El sobrepeso es uno de los mayores riesgos para la salud de un perro, y debemos intentar evitarlo. Puedes bajar su cantidad de comida habitual, consultando previamente con un veterinario, o hacer ejercicio con él en base a sus necesidades. Paseos, correr, agility, bicicleta… ¡hay cantidad de cosas que podéis hacer juntos!

4. Protégele ante los parásitos

Las pulgas y las garrapatas proliferan sobre todo con el calor y la humedad. Esto nos puede llevar a pensar que el verano es la época más peligrosa, pero el otoño con su humedad no se queda atrás, por lo que debes mantenerte igual de alerta. Además algunos tipos de pulga alcanzan su población máxima a final de verano y durante el otoño. ¡Haz controles a tu perrete y consulta a tu veterinario!

5. ¡Cuidado con los virus!

Igual que nos ocurre a nosotros con los cambios bruscos de temperatura, los perros en otoño pueden encontrarse con unas defensas naturales menos eficientes. Los virus y otras patologías acechan igual para ellos que para nosotros… si lo ves estornudar, toser u observas cualquier otro síntoma, acude al veterinario

Publicado en 07/10/2019 Home, Can Colome, Noticias de Can Colomé, Perros 47
Prev